En galas benéficas, encuentros orientales o en mil y una haflas... las cámaras de unas u otras dejan constancia de las improvisaciones...

 

Otra cosa son las entrevistas.. :) es más fácil improvisar un baile que dejarse entrevistar!!!